lunes, 4 de mayo de 2015

Mes de mayo 2015: ¡BUENOS DÍAS...MARÍA!

Mes de Mayo 2015: ¡BUENOS DÍAS...MARÍA!



ORACIONES PARA EL MES DE MAYO: construimos una flor, pétalo a pétalo POR SEMANAS. Cada pétalo destacará un valor bíblico de María.



*   4 a 8 de mayo: Alegría

¡Empezamos el mes de mayo!, y como todos ya sabéis, éste es el mes las flores: ¡es primavera!, el sol que durante el invierno parecía estar escondido aparece ahora dando calor y vida. ¿Os habéis fijado en los árboles que hasta ahora parecían palos secos? En sus ramas han brotado hojas nuevas, y muchas plantas están ahora floreciendo.

Este mes también es el mes dedicado a María, nuestra Madre. Lo que vamos a hacer durante estos días será CONSTRUIR una flor (cada semana un pétalo coloreado) para mostrarle nuestro cariño. En la flor de hoy está escrita la palabra “Alegría”. Como es el mes las flores, que tanto alegran nuestros jardines, nuestras casas, nuestro colegio,... nosotros queremos también sembrar alegría.

Rezamos a María:

María, tú que eres una mujer alegre, enséñame a tener siempre una sonrisa sincera para los demás. Que allí donde vaya sepa llevar alegría. Te pido por todos los que están tristes, que descubran la alegría de tener un Dios bueno que les acompaña siempre.



*   11 a 15  de mayo: Familia

María, José y Jesús vivieron años en  Nazareth. José era carpintero y Jesús le ayudaba en lo que podía. María, como madre, educaba a Jesús y cuidaba de la familia. Seguro que Santa Ana, la abuelita de Jesús, estaba encantada con su nieto y lo quería mucho.

En el pétalo de esta semana está escrita la palabra “Familia”. Hoy le vamos a pedir a la Virgen por nuestra familia y por todas las familias del mundo. y le vamos a dar gracias por todas las personas que nos quieren y nos cuidan.

Rezamos a María:

Madre, enséñame a sembrar cariño y alegría  en mi familia, ayúdame a ser obediente, a pensar en los demás. Ayúdame a pelearme menos  con mi hermano, quiero colaborar en las tareas de  casa. Te pido también por todas las familias del mundo, sobre todo por las que sufren.


*   18 a 22 de mayo: Madre

En el Evangelio hay un trozo que para los cristianos es precioso. La verdad es que toda la vida de Jesús es un tesoro para los cristianos, pero este también es especial. Os lo voy a contar:

“Jesús estaba en la cruz. Al lado de la cruz de Jesús estaban su madre junto con otras mujeres y un discípulo al que Jesús quería mucho. Jesús miró a su madre y le dijo: “Mujer, ahí tienes a tu hijo”. Luego miró al discípulo y le dijo: “Ahí tienes a tu madre”. Y desde aquella hora el discípulo la acogió en su casa” (Jn 19,25-27).

Esto que os he contado es el día en que Jesús nos hace un regalo muy grande: nos regala a su Madre. Desde ese día, la Virgen es la madre de los amigos de Jesús. A Ella le gusta mucho que la llamemos “Madre”, así que hoy le regalamos un pétalo con esta palabra: “Madre”.

Rezamos a la Virgen:

Madre, gracias por cuidar de mí. Te pido que me enseñes a ser cada día más amigo de Jesús, enséñame a rezarle. Quiero vivir como Él ayudando a los demás, con cariño hacia los que me rodean. Tú que me quieres tanto, acompáñame.


*   25 a 28 de mayo: “Niños”

Hoy vamos a rezar por todos los niños del mundo. En muchos países los niños no están tan bien como nosotros: no pueden ir a la escuela, sino que tienen que  trabajar. Hoy le pedimos a la Virgen por ellos. Con nuestro pétalo le ofrecemos nuestra ilusión, nuestro cariño, y le pedimos por todos esos niños que sufren.

Rezamos  a la Virgen:
Madre, gracias por todo lo que tengo: mi familia, mi casa, mi colegio. Te pido por todos los niños del mundo que no pueden ir a la escuela. Quédate cerca de Ellos y que sientan que eres su madre y los proteges


*   29 de mayo: FIN DEL MES DE MAYO:  “¡Gracias!”

Cuando va a visitar a su prima Isabel, María canta una canción llena de agradecimiento por todo lo que Dios le ha dado.
A veces nos quejamos de lo que nos falta, decimos: “¡No es justo!”, y no nos damos cuenta de todo lo que tenemos: gente que nos quiere, una casa, un colegio. Tendríamos que aprender a ser agradecidos. Hoy podríamos dedicar el día a dar gracias. ¡No es  tan difícil! Sólo tienes que dar las gracias cuando te prestan algo, cuando te sirven la comida en el comedor, … ¡Inténtalo! 

Rezamos:
Madre, enséñame a ser agradecido.
Gracias, Jesús, por ser mi amigo.
Gracias por todo lo que me has dado: la naturaleza, mi familia, mis amigos
Gracias.



.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

ORACIONES PARA EL MES DE MAYO: construimos una flor, pétalo a pétalo CADA DÍA. Cada pétalo destacará un valor bíblico de María.

*    6 de mayo: Alegría

¡Empezamos el mes de mayo!, y como todos ya sabéis, éste es el mes las flores: ¡es primavera!, el sol que durante el invierno parecía estar escondido aparece ahora dando calor y vida. ¿Os habéis fijado en los árboles que hasta ahora parecían palos secos? En sus ramas han brotado hojas nuevas, y muchas plantas están ahora floreciendo.

Este mes también es el mes dedicado a María, nuestra Madre. Lo que vamos a hacer durante estos días será CONSTRUIR UNA FLOR para mostrarle nuestro cariño. En el pétalo de hoy escribimos la palabra “Alegría”. Como es el mes las flores, que tanto alegran nuestros jardines, nuestras casas, nuestro colegio,... nosotros queremos también sembrar alegría.

Rezamos a María:

María, tú que eres una mujer alegre, enséñame a tener siempre una sonrisa sincera para los demás. Que allí donde vaya sepa llevar alegría. Te pido por todos los que están tristes, que descubran la alegría de tener un Dios bueno que les acompaña siempre.

*    7 de mayo: Familia

María, José y Jesús vivieron años en  Nazareth. José era carpintero y Jesús le ayudaba en lo que podía. María, como madre, educaba a Jesús y cuidaba de la familia. Seguro que Santa Ana, la abuelita de Jesús, estaba encantada con su nieto y lo quería mucho.

En el pétalo de hoy escribimos la palabra “Familia”. Hoy le vamos a pedir a la Virgen por nuestra familia y por todas las familias del mundo. y le vamos a dar gracias por todas las personas que nos quieren y nos cuidan.

Rezamos a María:

Madre, enséñame a sembrar cariño y alegría  en mi familia, ayúdame a ser obediente, a pensar en los demás. Ayúdame a pelearme menos  con mi hermano, quiero colaborar en las tareas de  casa. Te pido también por todas las familias del mundo, sobre todo por las que sufren.

*    8 de mayo: Madre

En el Evangelio hay un trozo que para los cristianos es precioso. La verdad es que toda la vida de Jesús es un tesoro para los cristianos, pero este también es especial. Os lo voy a contar:

“Jesús estaba en la cruz. Al lado de la cruz de Jesús estaban su madre junto con otras mujeres y un discípulo al que Jesús quería mucho. Jesús miró a su madre y le dijo: “Mujer, ahí tienes a tu hijo”. Luego miró al discípulo y le dijo: “Ahí tienes a tu madre”. Y desde aquella hora el discípulo la acogió en su casa” (Jn 19,25-27).

Esto que os he contado es el día en que Jesús nos hace un regalo muy grande: nos regala a su Madre. Desde ese día, la Virgen es la madre de los amigos de Jesús. A Ella le gusta mucho que la llamemos “Madre”, así que hoy escribimos en el pétalo de la flor esta palabra: “Madre”.


Rezamos a la Virgen:

Madre, gracias por cuidar de mí. Te pido que me enseñes a ser cada día más amigo de Jesús, enséñame a rezarle. Quiero vivir como Él ayudando a los demás, con cariño hacia los que me rodean. Tú que me quieres tanto, acompáñame.


*    11 de mayo:“Servicio”

Una persona servicial es alguien que está siempre dispuesto a ayudar a los demás, a hacer los favores que le pidan. La Virgen es una mujer muy servicial. Cuenta el Evangelio que el día en que supo que Isabel, su prima, necesitaba su ayuda, fue enseguida a verla a la montaña donde vivía. Fue aprisa, sin dudarlo un instante.

¡Cuántas veces nosotros pasamos por delante de alguien que necesita ayuda y no le hacemos caso! ¡Cuántas veces un compañero nos ha pedido algo necesario y le hemos dicho que no! ¡Cuántas veces me he negado a poner la mesa o a colaborar en casa!

Rezamos a María:
Madre, queremos que nuestro corazón sea servicial, por eso te ofrecemos esta flor. Hazla más bonita y que nuestro servicio crezca cada día más. 


*    12 de mayo: “Bondad”

¿Habéis conocido alguna vez a una persona buena de verdad? Yo sí, es una de esas personas que nunca critica ni dice malas palabras de nadie, nunca hace daño a nadie, al contrario, siempre intenta hacer cosas buenas  a los demás.

Jesús es el mayor ejemplo de bondad. Nos quiere tanto que incluso en la cruz pidió al Padre que perdonara a quienes le estaban haciendo daño. ¡Y a nosotros, cómo nos cuesta perdonar!

Rezamos a María:
Madre, danos un corazón bueno como el de Jesús y como el tuyo.


*    15 de mayo: Compartir

Hoy en día hay muchas personas que no tienen lo necesario para vivir, y a nosotros nos sobran muchas cosas que tiramos a la basura. En el mundo hay suficiente comida para todos. Lo que pasa es que está mal repartida: unos tienen tanto que lo pueden tirar, y otros no tienen casi nada.

A veces nos cuesta compartir nuestras cosas, pero si lo hacemos estaremos alegres por haber ayudado a los demás. En el pétalo de de hoy le pedimos a la Virgen que nos haga más solidarios. 

Rezamos a la Virgen:
Madre, quiero aprender a compartir. Tengo muchas cosas que no necesito, enséñame tú a ser generoso, sobre todo con los que tienen poco para vivir.


*    18 de mayo: “Luz”

Cuando entramos en una habitación oscura tenemos miedo de tropezarnos o caer, o incluso de encontrarnos con algún “bichito” desagradable. Para los cristianos, la vida sin Jesús es como esa habitación oscura. En cambio, Jesús es para nosotros esa luz que lo ilumina todo, desaparece la oscuridad y el miedo. Y nosotros, como cristianos, tenemos que ser luz para los demás. Ya nos lo dijo Jesús: “Vosotros sois la luz del mundo”.

La manera que tenemos nosotros de dar luz es trabajar para que el mundo sea mejor, para que todos vivamos como hermanos, que nadie haga daño a nadie. En esta misión, María nos acompaña

Rezamos a María:
Madre, quiero hacer todo lo posible por ser luz. Dame un corazón bueno como el tuyo y como el de Jesús. Quiero ayudar a que el mundo sea un poquito mejor, y lo puedo hacer si Tú me acompañas y me enseñas a querer a todos los que me rodean.

  
*    19 de mayo: ”Paz”

Hoy la flor que queremos regalar a la Virgen es la Paz. Hace mucha falta la paz en el mundo.  Hay muchas guerras, muchas peleas,…Y aquí cada uno de nosotros tiene que empezar en su casa, en el cole. ¿Cuántas veces me peleo con mi hermano o con mis amigos? ¡Muchas! ¿Verdad?

Rezamos a la Virgen:
Madre, haz que ya no haya más guerras. Quiero vivir en un mundo donde haya Paz. Por eso te pido que me ayudes a colaborar en la paz en mi casa, en mi cole,…

*    20 de mayo: “Camino”

No sé si os habéis perdido alguna vez por el campo, pero os aseguro que no es nada bonito. Cuando alguien se pierde tiene miedo, no sabe si ir hacia delante, hacia atrás, a la derecha, a la izquierda, no sabe cuándo va a encontrar el camino y llegar a casa. ¡Imaginaos qué susto!¿Y los que están esperando a que llegue? ¡Estarán muy preocupados!

Rezamos a la Virgen:
Madre, cuando me porto mal, es como si me hubiera perdido, porque me siento mal, no me gusta hacer daño a los demás. Acompáñame, quiero hacer el bien, ayudar a los demás, ser como Jesús y como Tú.  

*    21 de mayo: “Amistad”

Una de las mejores cosas en este mundo son los amigos, ¿verdad? ¿Qué haríamos sin amigos? Estaríamos muy aburridos. Los amigos nos ayudan a tener un corazón más grande. Un corazón más grande no quiere decir que aumente de tamaño, sino que quiere a mucha gente y ha aprendido a amar.
Los amigos nos ayudan a pensar en los demás, a no ser egoístas. ¿Y sabéis quién es el mejor amigo de todos? ¡Jesús!

Rezamos a la Virgen:
Madre, quiero ser amigo de Jesús, y también quiero ser un amigo de verdad para mis compañeros. Dame un corazón que sepa hacer muchos amigos. 


*    22 de mayo: “Generosidad”

Una persona generosa es aquella que está siempre dispuesta a compartir y regalar a los demás. No sólo podemos ser generosos con nuestras cosas, ¿Cómo? Vamos a poner un ejemplo: un niño acompaña a su abuelita a dar un paseo en lugar de ponerse a jugar con los videojuegos. El niño podría estar pasándoselo muy bien con los videojuegos o la tele, pero prefiere estar con su abuelita. Pues ese niño está siendo generoso. ¿Y tú? ¿Eres generoso?

Rezamos a la Virgen:
Madre, hazme generoso. Que sepa compartir mis cosas con los demás. Ayúdame, Madre.

*    25 de mayo: “Naturaleza”

Cierra los ojos durante unos momentos y piensa en ese lugar de montaña que tanto te gusta, o aquella playa tan bonita a la que vas algún verano. ¿Verdad que es un sitio bonito? La naturaleza es algo increíble. Es un milagro. La creación es un regalo de Dios, por eso tenemos que cuidarla. Un papel en el suelo, un cristal tirado en medio del campo pueden hacer mucho daño a la naturaleza.

En un ratito de silencio podríamos pensar hoy un compromiso para cuidar mejor la naturaleza, como por ejemplo, no tirar papeles al suelo. Que cada uno piense el suyo.
(silencio)
Y ahora podemos ofrecerle ese compromiso a la Virgen, para que ella nos ayude a amar y respetar la naturaleza. 

Rezamos a la Virgen:
Madre, quiero cuidar la naturaleza porque es un regalo de Dios. Ayúdame a respetarla.


*    26 de mayo: “Sencillez”

Hay personas que siempre quieren ser las primeras en todo, quieren ser las mejores, las más guapas, las más listas,…pero ese deseo de ser siempre el primero hace que nunca estén contentos.

La Virgen es una mujer muy sencilla: nunca le importó ser la primera o la última ¡y eso que era la madre de Dios! Tenemos mucho que aprender de Ella. Tenemos que esforzarnos en hacer las cosas lo mejor que podamos, pero sin querer ser los mejores. Eso es la sencillez. Da igual ser el primero o el último en una fila, lo importante es que tengamos un corazón bueno.

Rezamos a la Virgen:
Madre, dame un corazón sencillo como el de Jesús y el tuyo. Quiero esforzarme en hacer las cosas lo mejor que pueda. Gracias por ayudarme, Madre. 


*    27 de mayo: “Sinceridad”

La sinceridad quiere decir siempre la verdad. La mentira es algo que nos hace daño a nosotros y a los demás. La mentira estropea el cariño entre los amigos.
Jesús quiere que digamos la verdad siempre, sin mentiras. A veces asusta decir la verdad porque nos pueden castigar si hemos hecho algo mal. Decir la verdad es cosa de valientes, y nosotros tenemos que ser valientes.

Rezamos a la Virgen:
Madre, ayúdame a decir siempre la verdad, porque quiero tener un corazón limpio como el tuyo. No quiero decir mentiras, porque eso me aleja de Jesús. Te lo pido, Madre.


*    28 de mayo: “Niños”

Hoy vamos a rezar por todos los niños del mundo. En muchos países los niños no están tan bien como nosotros: no pueden ir a la escuela, sino que tienen que  trabajar. Hoy le pedimos a la Virgen por ellos. Con nuestra flor le ofrecemos nuestra ilusión, nuestro cariño, y le pedimos por todos esos niños que sufren.

Rezamos  a la Virgen:
Madre, gracias por todo lo que tengo: mi familia, mi casa, mi colegio. Te pido por todos los niños del mundo que no pueden ir a la escuela. Quédate cerca de Ellos y que sientan que eres su madre y los proteges

*    29 de mayo: “¡Gracias!”

Cuando va a visitar a su prima Isabel, María canta una canción llena de agradecimiento por todo lo que Dios le ha dado.

A veces nos quejamos de lo que nos falta, decimos: “¡No es justo!”, y no nos damos cuenta de todo lo que tenemos: gente que nos quiere, una casa, un colegio. Tendríamos que aprender a ser agradecidos. Hoy podríamos dedicar el día a dar gracias. ¡No es  tan difícil! Sólo tienes que dar las gracias cuando te prestan algo, cuando te sirven la comida en el comedor, … ¡Inténtalo! 

Rezamos:
Madre, enséñame a ser agradecido.
Gracias, Jesús, por ser mi amigo.
Gracias por todo lo que me has dado: la naturaleza, mi familia, mis amigos
Gracias